viernes, junio 11, 2010

No hay paredes que te cuenten lo que lloré por vos. No hay gente que te diga lo que me lastimaste. No puedo explicarte lo mierda que me hiciste.
Detesto recordarte una y otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario