domingo, octubre 03, 2010

Me gustan mis errores. No quiero renunciar a la deliciosa libertad de equivocarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario