lunes, octubre 11, 2010

Siempre sentimos en algún momento que estamos solos. Sentimos el corazón roto, el alma vacía. Asuntos pendientes, palabras que se guardaron sin ser liberadas. No vas a entender lo que me pasa esta noche, y no pido que lo hagas. Quizás no leas esto, pero estés donde estés recorda todo lo que vivimos, las cosas que se quedaron guardadas para siempre. No olvides que te adoro. Pero tampoco te olvides que no perdono y mucho menos olvido.
Que sienta soledad, no quiere decir que lo este. No quiere decir que cumpliste lo que querías ver. Sé que no vas a volver y aunque hoy te llore, no me arrepiento de lo que hice. Sigo buscando para ver si me equivoque en algo, y me doy cuenta cada día que pasa que hice las cosas bien y puedo dormir tranquila a la noche.
No vuelvas, haceme el favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario