martes, noviembre 23, 2010

Viva Pappo.

Montado al Harley cruzo al mas allá; por esa ruta que apenas se diviza.
y en su guitarra que no para de sonar vibra su alma que siempre estará viva.
Cerveza fresca para su sed, por esa cienaga de Macadan.
¿Quién eres tu forastero? Bienvenido al mundo nuevo.
Reciban los dioses a nuestro rey de la guitarra, y concedanle una autopista de fuego que ese espíritu no para de cantar. Y a lo alto viajó por sus sueños.
¿Quién espera el tren de las 16? ¿Quién se divierte andando en Cadillac?
Sucio y desprolijo en un hall del tiempo, en sus ruedas de metal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario